Queridos Papás…

club mamasQueridos Mamá y Papá,

Quisiera contarles todo lo que siento pero no lo había podido expresar con palabras hasta ahorita.

Perdón por pegarle a mi hermana la otra vez, pero es que en el colegio la maestra se la pasa regañándome y llego muy enojado a la casa. También les pido perdón por mojar la cama. Se los juro que no lo hago adrede, son los nervios, las ansias y el miedo que no me dejan en paz.

Porque siento todo esto?

Yo creo que es porque me da miedo a ir a la escuela ya que es fría, aburrida, te castigan todo el tiempo y todos están enojados. Como nos despertamos tan temprano tengo sueño todo el día. Estoy muy cansado de tener que hacer tantas actividades y muchas la verdad ni me gustan. Es muy repetitiva y siempre hacemos lo mismo una y otra vez.

¡Ya no sé qué hacer!

A veces me dan ganas de llorar y de gritar. Parece que nadie me escucha. Me muero de ganas de jugar, correr y platicar todo el tiempo. Todo esto al parecer está muy mal. Se me hace que no soy normal y por eso doy tantos problemas. La otra vez que fui al psicólogo me dijo que tenía problemas mentales, pero la verdad yo me siento bien. Ya no quiero ser un burro como me dicen, pero es que todos van muy rápido y yo hago las cosas lento para no equivocarme. Ya no sé qué es mejor si hacerlo bien o hacerlo rápido.

Por favor, díganme como le hago para que me quieran. Yo solo quiero que estén orgullosos de mí y que la gente me acepte. Si tengo que estar cinco horas sentado, lo haré. Si tengo que leer y memorizar cosas que no entiendo, lo haré. Me aguantaré la presión por sacar buenas calificaciones en los exámenes. No importa si esto me quita el sueño y tenga que tomar medicinas para lograrlo y poder concentrarme. Sacrificaré mis pensamientos y sentimientos por su amor. Me comportaré a la altura y obedeceré sin cuestionar a la maestra. Voy a tratar de ser un adulto y a tomar la vida en serio. Lo importante es estudiar, trabajar y ganar dinero, eso me queda muy claro. Yo quería ser pirata o navegante, pero ni modo, tú papa quieres que sea doctor y así lo haré. Hay que prepararse para pelear y ganarle a los demás. Prometo no reírme y no hacer más travesuras. Espero que esto sea suficiente y que sirva, porque la maestra me dijo que si no lo hacía me podían meter a la cárcel de grande.

¡Pero que creen, todavía hay esperanza para mí!

No sé si me van a matar por la sugerencia que los voy a dar. Oí un rumor acerca de un lugar llamado Mauna Kea. Es como un paraíso en donde hay mucha vida, todo es de colores, huele rico, es cómodo, tiene pasadizos, túneles, lianas y cuevas. Dicen que es el mejor lugar del mundo. Al parecer, todo gira en torno a los niños. Pueden jugar, gritar, correr, mojarse y ensuciarse. Pueden platicar con sus mejores amigos y de vez en cuando hacer una travesura. Hasta pueden ir los papas a jugar con sus hijos. Hay adultos también allí, pero son sus amigos y los escuchan todo el tiempo. Dicen que te hacen sentir como el niño más importante en su vida. A veces, traen a personas que les cuentan de aventuras extraordinarias. Los llevan a la ciudad todo el tiempo para que la conozcan y la vivan. Pero esto es la mejor parte, los dejan hacer las reglas y poner castigos, que loco!!! Ah! Cuantas cosas podría hacer en ese lugar mágico. Tengo la cabeza llena de ideas, allí las podría hacer todas, no pararía. Ojalá que exista ese lugar, sería el niño más feliz del mundo. Si no están enojados para ahorita, les quiero decir que haré lo que ustedes decidan, porque sé que es por mi bien y que ustedes saben lo que hacen.

Nada más les hago estas preguntas:

¿Que quieren que sea adulto o niño?

¿Feliz o una calificación?

¿Mi corazón o mi cabeza?

Atentamente La Niñez